martes, 14 de octubre de 2014

minitartas

Como ya os conté, el sábado pasado estuve en un taller de bizcochos rellenos: Red Velvet y Carrot Cake. Mis dos sabores favoritos.

El taller se impartía en la tienda Hazlotú-Cake de la Eliana. Una tienda ideal en la que encontrar todos los artilugios, moldes, ingredientes, decoraciones... para hacer galletas, tartas, cupcakes... vamos para perder la cabeza.
Empezamos preparando buttermilk casera para hacer los bizcochos. Muy fácil de hacer y que parece que le da el toque de esponjosidad que los hace diferentes otros.
Mientras se horneaban los bizcochos, preparamos almíbar de frutos rojos, mermelada de frambuesa y la reina del taller y la cosa más buena que he probado en mucho tiempo: buttercream de queso fresco, impresionante!!
Y una vez todo listo, a montar y decorar.
La Red Velvet tenia tres pisos, con almibar y buttercream entre ellos y después la cubrimos con buttercream con un toque de mermelada de frambuesa.

Me encanta este tipo de decoración que queda como rústica e imperfecta.
Para la Carrot Cake teniamos dos bizcochos más grandes, los rellenamos de buttercream y los adornamos con minizanahorias de fondant.
Y por si fuera poco lo bonitas que son, nos llevamos un trocito a casa y estaban buenísimas

Ahora toca hacerlas en casa, a ver si consigo que me salgan igual de buenas, ya os contaré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...