miércoles, 24 de septiembre de 2014

minisouvenirs culinarios

Cuando estoy de viaje me gusta entrar en tienditas y supermercados. 

De mis últimos viajes, lo que me he traído para casa han sido cosas relacionadas con la comida, no siempre típicas de los países donde las compro, pero que me gustan generalmente por su packaging.

El año pasado me traje este osito de miel de Nueva York. Yo no soy de miel, pero cómo no traérselo, con esa carita...



Este año de Croacia me he traído esta botella de aceite, de porcelana blanca y con forma de oliva, me iba fenomenal con mi cocina blanca y no se podía quedar allí. Eso sí, como tenía que venir en el equipaje facturado, estuve todo el viaje rezando para que no se rompiera en la maleta y me llegara una ensalada de ropa.


En Oviedo encontré esta cuchara de bambú con forma de corazón, bonitismo en estado puro.


Y aunque fui a Gijon para ir de tiendas y espera volver cargada de ropa original y diferente, acabé trayéndome wasabi en polvo y pimienta negra en molinillo


Y lo mejor de todo... una botella de sangría de vino blanco muy flamenca!


Seguro que muchas de estas cosas las podía encontrar igual de bonitas y mucho más cerca de casa pero a mi me gusta verlas como souvenirs culinarios de los sitios donde he estado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...