lunes, 17 de febrero de 2014

minifuroshiki


Nunca había oído hablar del furoshiki hasta que llegué a Japón, concretamente a Kyoto, el paraíso de las telas japonesas, donde hay un montón de tiendas donde venden y te enseñan a utilizar furoshiki.

Realmente furoshiki es sólo una tela cuadrada, que plegada de diferentes maneras te puede servir desde para envolver regalos, transportar botellas o hacerte un bolso.

Yo me compré un furoshiki pequeñito para hacer un bolso de mano. Las que me conoceis sabeis que aunque en mi bolso de diario llevo de todo, me encanta salir con minibolsos, bolsitas y carteritas, en las que sólo cabe lo imprescindible.

En Japón todo el mundo lleva colgantes en el movil, en las bolsas y en todo lo que os podéis imaginar. Así que yo me compré un colgante con un cascabel y una carita de geisha para que mi furoshiki fuera 100% japonés.


Lo mejor de todo? Con tu furoshiki te dan las instrucciones para hacerte mil diferentes, ya que según lo pliegues y ates, con una correa o con anillas o sin nada, te puede quedar un bolso diferente.


Así que la primavera pasada me puse manos a la obra, compré una tela en color menta superbonita, que intenté rematar gracias a las nociones de costura que aprendí en el taller de YO ME LO COSO y con unas anillas de bambú que también traje de Japón, me hice mi segundo furoshiki.




Fácil, cómodo y ecológico, no tienes más que desatarlo y atarlo de manera diferente para tener un bolso nuevo cada vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...