martes, 7 de mayo de 2013

minihuérfano


Siempre que haces un regalo corres el riesgo de que no guste y no se use jamás.
Cuando además ese regalo lo has hecho a mano da muchísima pena que se quede abandonado en un cajón.
Esta vez la confirmación de que nunca se utilizaría llegó antes de ser regalado, así que nos ahorramos una pena y se queda conmigo.
Menos mal que en mi casa hay sitio para todos.




1 comentario:

  1. Pues a mí me encanta Bea... Lástima no tener un bebé ;)
    Besos guapa!!
    Beatriz

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...